Conexin 2018 Conexin 2018

Cursos online: oportunidades y desafíos

Son nuevas oportunidades para sumar conocimientos, ampliar la teoría y herramientas prácticas, y complementar tu formación profesional. Algunos consejos fáciles y rápides para poder aprovechar esta experiencia al máximo y seguir creciendo en tu carrera.

La tecnología ha servido como herramienta a lo largo de su historia y desarrollo para mejorar la eficiencia de nuestra modalidad de estudio: desde cómo ahora podemos comunicarnos a través de un mail o grupo de whatsapp con compañeros y docentes, hasta aulas con pizarras electrónicas que dejaron a la tiza casi como fenómeno histórico.

Pero también la tecnología ha servido de plataforma indiscutida al ámbito de la educación y la formación profesional para ampliar los conocimientos y para ofrecer información a la que antes quizás no podíamos acceder. ¿Quién hubiera pensado realizar un curso sobre lengua inglesa en universidad británica sin estar físicamente en el Reino Unido? ¿Quién hubiera pensado estudiar moda y diseño con docentes franceses sin estar entre calles parisinas?

Los cursos online son una excelente oportunidad para responder a ese gran desafío que se nos presenta en nuestros tiempos: saber más, aplicar mejor, actualizarse constantemente. Por ello, para que puedas aprovechar al máximo de esta experiencia, respondemos a esos interrogantes que seguramente te hagas al realizar un curso online.

¿Qué tema elijo?

Este es el interrogante inicial y, quizás, uno de los más difíciles pues, como bien sabemos, todos tenemos múltiplos temas de interes. ¿Acaso no hemos escuchado esa popular frase de “si tuviera otra vida sería además médico o chef o periodista”? Nuestros gustos son variados y, hasta en algunos casos, contradictorios, y no siempre están 100% asociados a la carrera que estamos estudiando.

A la hora de elegir un tema para estudiar en el curso online, deberías analizar si quieres realizar un curso que complemente tu formación profesional por la actualización que pueda darte en el mismo tema de tu carrera o, bien, elegir otro tema que quizás no está relacionado directamente, pero que significará un plus para vos. Por ejemplo, puedes realizar un curso en confección sobre un determinado material para agilizar tu conocimiento en el tema si estudias diseño; puedes realizar un curso en inglés sobre la vida y obra de Shakespeare no porque la historia del autor sirva a tu profesión sino porque adquieres conocimiento cultural general a medida que practicas el idioma; o puedes realizar un curso en redacción para mejorar tus habilidades en cualquiera de las profesiones que desempeñes.

 ¿Soy mi propio docente?

En parte sí. En parte no. Es decir, en el curso tendrás a docentes con quienes te contactarás a través de videos, webinarios, mails y foros. ¡Y qué docentes! Durante el último tiempo se ha avanzando incluso a que grandes personalidades ofrecen cursos online para compartirte tus conocimientos.

Pero en lo que sí debes quizás ser tu propio disciplinador es en la regularidad, en el alerta de que continues en el curso, en ese “timbre” que marca tanto el inicio como el fin de la cursada. Con esto queremos decir que es importante que mantengas una cierta frecuencia de tus clases online para incorporar mejor los conocimientos, pero que también establezcas una cantidad determinada de horas a dedicar por día y/o semana para tener pausas, recreos y aprovechar la experiencia.

¿Cuáles son “mis útiles”?

Cortito y al pie: un dispositivo digital y una buena conexión a Internet. Algunas plataformas te permiten incluso descargar el material por unidad para que puedas acceder a él en formato “sin conexión”. Esta es una excelente oportunidad si quieres aprovechar el viaje rumbo al colegio o universidad, o también de regreso a casa.

Recuerda que si realizas el curso en un ambiente compartido con otras personas, es importante garantizar respeto y armonía. Por lo que un par de auriculares nunca vienen mal para que seas vos quien escuche las clases, sin molestar a otras personas a tu alrededor.

¿Tomo apuntes?

Esto dependerá de ti y de cómo quieres realizar el curso. Si bien algunos te ofrecen la posibilidad de descargarte el material (lo cual recomendamos), nunca está de más realizar tus propias anotaciones, tanto en formato papel como digital en la computadora o tablet.

Se dice que cuando hacemos un apunte, estamos afianzando un conocimiento y ya forma parte de un proceso de estudio. Por lo que seleccionar aquello que nos interesa, nos llama la atención, aquello que consideramos relevante, es un primer paso para reforzar lo que vamos aprendiendo en el curso.

¿Pago por un certificado?

Este es un interrogante que dependerá mucho de los motivos por los cuales realices el curso. Generalmente para recibir un certificado formal por parte de la institución que te ofrece el curso, deberás pagar un precio mínimo. Ello no quita que, de no hacerlo, no puedas realizarlo, sino que simplemente concluirás los contenidos y no recibirás el certificado.

Recomendamos sólo pagar por un certificado si consideras que es de gran importancia para tu presentación profesional en el currículum ante posibles ofertas de trabajo. De lo contrario, siempre puedes mencionar los cursos y temas en los cuales te formaste de forma general, aún cuando no tienes el certificado oficial (pero no olvides haber terminado todo el curso!).

Más historias