NUEVAS PROFESIONES TECNOLÓGICAS

Parece que la tecnología llegó para quedarse o, más bien, para seguir evolucionando, avanzando, desafiando y rompiendo paradigmas. La usamos cada vez más en nuestra rutina diaria y se presenta, en muchos casos, como una diferente y mejor forma de satisfacer necesidades humanas. Pero ante nuevos desarrollos, se requieren nuevos profesionales y, por lo tanto, nuevas posibilidades de formación que adquirir. Por eso, en este artículo te compartimos seis de las profesiones asociadas a las tecnologías que más se destacan en los últimos tiempos y/o que se necesitarán en un futuro (no muy lejano).

DESARROLLADOR DE APPS

Casi para todo hoy existe una app. Pedir un taxi o comida, comprar productos y hasta reservar un turno médico. Nuestra vida cotidiana parece facilitarse en segundos a través de nuestros dispositivos electrónicos. Pero para cada app hubo detrás una persona que lo hizo posible. Un desarrollador de apps es un profesional que se encarga de la programación de las aplicaciones móviles, su posterior funcionamiento y actualización.

MODELADOR Y ANIMADOR 3D

La tecnología 3D es quizás de las más prometedoras para el futuro, por sus posibilidades y por las cosas inimaginables que podrían realizarse ante desde quehaceres hogareños hasta problemas de salud. Un modelador y animador 3D se ocupa de crear elementos en tres dimensiones conforme las características y requisitos de cada proyecto. Son múltiples los cursos que existen asociados a esta especialidad, depende también de la finalidad de aplicación. Hoy se destacan los avances en impresión 3D.

ARQUITECTO DE REALIDAD VIRTUAL

La palabra arquitectura nos es familiar en el ámbito académico, pero, ¿de realidad virtual? ¡Así es! Si de futuro estamos hablando, la realidad virtual va a apoderarse de los años venideros. De hecho hoy, las grandes empresas tecnológicas, como Google y Apple, están dedicando la mayor parte de sus esfuerzos a esta idea de combinar la tecnología con una realidad que va más allá de donde nos encontramos físicamente. Lo interesante es que se trata de una nueva profesión que combina conocimientos variados: de videojuegos hasta sociología y psicología. Es muy reciente, pero comienzan a encontrarse algunos cursos.

CIENTÍFICO DE DATOS

Definida por Harvard Business Review como “el trabajo más sexy del siglo XXI”, esta profesión llegó para responder a una necesidad: procesar y controlar la inmensa cantidad de datos que generan las nuevas tecnologías. Se trata de una formación que combina conocimientos analíticos, programación y lógica. En muchos casos hay especializaciones para quienes ya hayan estudiado matemáticas o estadísticas.

ROBOTISTA

¡Tranquilos! No piensen aún en un Transformer, ¿o sí? La robótica no se asocia únicamente a lo que vemos en la ciencia ficción, sino también a la satisfacción de necesidades cotidianas, como por ejemplo un robot que limpie una casa o un sistema controlado por voz para encender y apagar las luces. Ello requiere de profesionales especializados que sepan de ingeniería, ciencias de la computación, inteligencia artificial e impresión 3D. Quizás en un futuro la realidad supere a la ficción.

DESARROLLADOR WEB

Quizás ya parece viejo hablar de un desarrollador web, pero lo cierto es que es una profesión que se reinventa en base a las nuevas exigencias del mercado para generar contenidos más dinámicos y entretenidos a través de sus presentaciones online. Hoy los principales desafíos están en el complemento con las redes sociales y una visibilidad adaptable a todo tamaño y tipo de dispositivo tecnológico. El desarrollador web se encargará justamente de la programación y el mantenimiento posterior de los sitios.