Conexin 2018 Conexin 2018

STEFANÍA ROITMAN “Estoy transitando todo lo que alguna vez soñé”  

Actúa y conduce. Canta y baila. Es la “chica mala” de la novela “Simona”, pero la querida joven en las redes sociales. Desde hace poco, aceptó el desafío de la conducción televisiva en el programa “Tenemos Wifi”. Con un título como Licenciada en Economía Empresarial, hoy confiesa haber hecho realidad su sueño de actuar y dedicarse a lo que más le gusta. Lejos de considerarse famosa, destaca que ella sigue siendo la misma persona de siempre. Una conversación con Stefanía Roitman.

Por: Tais Gadea Lara – Fotos: Dolores Gortari -Make up: Marisol Gutierrez

 Venís de muchos cambios durante este año a nivel profesional, ¿cómo te sentís?

Tengo toda una revolución a mi alrededor. Todavía me cuesta darme cuenta de todo este furor. Cada día lo entiendo un poco más, pero es como si todo el alrededor se revoluciona y una sigue igual. Cuesta adaptarse por eso: el entorno cambia y uno tiene que crecer con eso. De hecho, mucha gente me suele decir “qué bueno que seguís siendo la misma de siempre”. Y es la verdad. Si bien yo había hecho algunos trabajos antes, nunca había realizado un éxito como “Simona”. Lo vivo con mucha alegría, emoción y gratitud. Es hermoso transitar por este cambio de los últimos meses.

“Simona” es una novela dirigida a jóvenes y a vos te toca el rol de villana, ¿pensás a la hora de encarnar al personaje que les estás transmitiendo un mensaje?

Al interpretar un personaje, una intenta transmitir algo. Justo “Lula” es la villana y mucho mensaje positivo no transmite porque es la antagonista en la historia. Pero sí me fijo mucho en lo que transmito en las redes sociales, porque ahí se vive el intercambio con el público. En lo que se refiere al personaje en particular, con el equipo de “Simona” siempre tenemos en cuenta lo que estamos contando. A veces por libro viene algo que una no comparte y se charla con el director y la producción para que se cambie y los chicos reciban un mejor mensaje. Entre todos trabajamos para que los mensajes lleguen de la mejor manera porque somos conscientes de que el programa es visto por muchas personas.

Mencionaste el tema de las redes sociales, ¿cómo manejás el equilibrio entre compartir tu vida profesional y tu vida personal?

No fue algo que haya sufrido, sino que me sorprendí en el día a día y hasta lo sigo haciendo hasta hoy. Arranqué el programa en enero con 22.000 seguidores en Instagram y hoy tengo más de 700.000. Estar en la calle, ir a un restaurante o al club de toda la vida y ver a los nenes que conozco desde chicos y ahora siguen la novela. Yo les digo: “Sigo siendo la misma de siempre”. Es la primera vez que estoy en un proyecto así. Vengo trabajando desde chica para poder llegar a un programa como “Simona” porque me encanta que reúna la música y la actuación. Estoy transitando todo lo que alguna vez soñé, pero con los pies sobre la tierra. Esto es lo que me apasiona.

Sos Licencia en Economía Empresarial, pero también te formaste artísticamente para llegar hasta donde estás hoy, ¿cómo fue la decisión en ese momento para estudiar ambas cosas?

Desde chica, siempre fui buena alumna y me importó que me vaya bien. Fui abanderada y viví el secundario con mucho placer por el estudio. Cuando terminé el secundario, me dije a mi misma que quería tener una carrera universitaria. Siempre tuve pasión por lo artístico, pero nunca dudé en tener una carrera universitaria. Realmente lo quería hacer, no por el miedo a que me vaya mal con el arte, sino porque veía posible trabajar en algo administrativo y me gustaban las matemáticas. Estudié en la Universidad Di Tella, hice la carrera en cinco años con algunos cuatrimestres en los que no cursé porque trabajaba en un programa de Discovery Kids para chicos. Estudiaba Economía y a la vez estudiaba danza, di clases de coreografía, hacía producciones y castings. Así fueron mis años de estudio. Yo estaba segura de que eso estaba bien, estaba contenta de lo que estaba haciendo. Lo volvería a hacer porque me enriquecé en múltiples aspectos.

¿Creés que en el futuro vas a ejercer la licenciatura?

Hoy 2018 no lo creo. Amo mucho lo que estoy haciendo y estoy muy abocada a seguir desarrollándome en esto que recién arranca. Pero no descarto en un futuro tener un emprendimiento, hacer una combinación entre lo que me gusta y lo que estudié.

¿Cómo fue esa otra formación paralela a nivel artístico?

Desde chica, estudié comedia musical. Después, tuve algunos años en los que hice teatro “under”, lo que me ayudó a encarar otro tipo de personajes. Me falta un montón por aprender. Lo importante es que sigo aprendiendo todos los días.

Y ahora también conducís un programa, algo completamente distinto de la actuación.

¡Es cierto! Aunque, por ejemplo, en el programa que hice para Discovery Kids era una suerte de conductora-actriz porque le hablábamos a la cámara con contenidos para chicos. Desde hace un tiempo que algunos me preguntaban si no me animaba a conducir y nunca me había disgustado la idea. Me apareció esta oportunidad de reemplazar a Flor Vigna por otros proyectos profesionales que ella tenía. Me encanta la conducción porque uno puede ser más uno mismo al natural. Hay distintos tipos de conducción y cada conductor tiene su estilo. Lo que hago me divierte y me veo seguir conduciendo en los próximos años.

Si bien todo esto es un sueño hecho realidad para vos, ¿a dónde te gustaría llegar?

Lo que más me gusta hoy es estar arriba del escenario. Es de las cosas que más disfruto. Es una sensación de felicidad difícil de explicar. No sé bien hasta dónde me gustaría llegar. Me encantaría seguir creciendo en edad y en trabajo, es decir, crecimiento en todo sentido. Me gustaría seguir por este camino de la actuación, pero la vida te sorprende siempre.

¿Algo que te gustaría decirles a los lectores que están en su momento de decisión profesional futura?

Les voy a dar el mismo consejo que les doy a mis amigas: lo mejor que te puede pasar es no casarte con una profesión, una carrera o una universidad; sino tratar de ir encontrando el camino que te lleve a estar pleno, a sentirte feliz, a tener la sensación de levantarte todos los días y estar contento por lo que vas a hacer.

Más historias

EN DEUDA CON EL PLANETA

Lo que sigue a continuación no es un artículo sobre economía, pero sí sobre cómo deberíamos modificar ciertos elementos del actual sistema económico. Lo…