TECH: Li-Fi, Internet a través de la luz

Ni el propio Thomas Edison hubiera pensado que ésto fuera posible… o quizás sí. Las nuevas smart-cities o “ciudades inteligentes” suponen nuevos desafíos y la iluminación no podía quedar a un lado. Hoy los desarrollos innovadores enfocan sus esfuerzos en aprovechar las potencialidades de la luz, por ejemplo, para brindar Wi-Fi en aquellos espacios que requieren de servicios especiales de conectividad. Conozcámos más en detalle de qué se trata.

Por Tais Gadea Lara (en París, Francia)

¿QUÉ ES?

El Li-Fi es un servicio que ofrece Internet a través de la luz. Los datos suben y bajan a la red a través de la luminaria.

CITELUM es una de las compañías francesas que trabaja en estrategias para un uso eficiente de la iluminación en las grandes ciudades. Su CEO, Carmen Muñoz-Dormoy, identifica esta nueva tecnología como “una oportunidad para los usos nocturnos, para favorecer la conectividad en las oficinas y hasta para acompañar a los turistas en sus distintos recorridos por nuevos destinos”.

¿CÓMO FUNCIONA?

Una iluminación LED especial intercambia datos con una computadora a través una llave USB Li-Fi, lo que hace posible al usuario el acceso a Internet. Los datos son transportados por ondas de luz. La transferencia de esos datos de banda ancha bidireccional sólo está activa dentro del haz de luz. Ello es lo que le brinda una característica diferencial de seguridad. La conectividad es sencilla, práctica y hasta más amigable con el ambiente por garantizar la eficiencia energética.

Lucibel es una de las empresas francesas que trabaja en el desarrollo de este tipo de tecnología y en el uso inteligente de la iluminación LED. De hecho, han desarrollado el primer dispositivo de iluminación equipado con tecnología Li-Fi que proporciona acceso a Internet con luz LED. Su gerente de Desarrollo de Negocios, la joven argentina, Florencia Tonoli asegura: “Trabajamos en potenciar tecnologías para el futuro para que mejoren la calidad de vida de las personas”.

¿CUÁL ES SU DIFERENCIAL?

El desarrollo del Li-Fi viene asociado a las oportunidades que brinda su uso para casos específicos. Hay dos beneficios centrales que otorga esta nueva tecnología y que determinan sus usos presentes en países como Francia y futuros alrededor del mundo: seguridad y cuidado de la salud.

En el primer caso, el sistema de Li-Fi tiene un alto nivel de garantía de seguridad en la transmisión de información. Es decir, los datos se comparten en la red de forma segura y confiable gracias a ese intercambio  dentro del haz de luz. Esta característica distintiva lo convierte en una tecnología diferencial para aquellos ámbitos en donde el uso tradicional del Wi-Fi no está permitido o, incluso prohibido. Algunas entidades bancarias, por ejemplo, no permiten el uso de Wi-Fi ni entre los clientes ni entre sus empleados para evitar la difusión de la información que se transmite a toda hora. Aquí, el Li-Fi se presenta como una alternativa segura.

En el segundo caso, el sistema de Li-Fi es nocivo para la salud. Es decir, a diferencia del Wi-Fi, el cuerpo del ser humano no se expone a onda de radio allí donde el sistema opera. Por eso, se convierte en una oportunidad excepcional para determinados espacios como los hospitales. En algunos países, estas entidades no pueden tener Wi-Fi para garantizar el cuidado de los pacientes. Por lo que el Li-Fi aparece como una propuesta beneficiosa.

Desde Lucibel argumentan un tercer factor adicional: garantiza conectividad allí donde el Wi-Fi no lo hace. Es decir, el sistema ofrece un servicio lineal, estable y seguro en ámbitos donde, por motivos técnicos o de otra índole, la modalidad tradicional de Internet no es viable.

¿CÓMO LO CONOCIMOS?

Accedimos a este tipo de tecnología en un viaje alrededor de Francia para conocer distintas iniciativas de innovación y sustentabilidad del país europeo. Allí las regulaciones respecto del uso de Wi-Fi y la tecnología en general están creciendo notoriamente. Por ejemplo, está prohibido por ley que se envíen mails de trabajo luego del horario de actividad laboral.

En lo que respecta al uso de Internet, las guarderías y los jardines de infantes no disponen de conectividad a Wi-Fi para garantizar el cuidado de la salud de los menores. De hecho, esta medida busca extenderse en los próximos años a los primeros grados de la primaria. Allí, el Li-Fi sería entonces una solución para que los docentes puedan estar conectados a Internet en caso de necesitarlo para el desempeño de sus actividades.

Desde Lucibel, por ejemplo, ya se trabaja en el desarrollo de distintos tipos de luminarias que admitan esta tecnología para expandir su uso y garantizar una iluminación inteligente, eficiente y más amigable con el ambiente. ¿Lo tendremos pronto en Argentina? ¡Esperemos!