Conexin 2017 Conexin 2017

YUKI: jóvenes, individuos, creativos, únicos

Una propuesta diferente desde una emprendedora pensada para jóvenes emprendedores o, más bien, para jóvenes que hacen. Profesional del Turismo, viajera del mundo y consciente de la necesidad de generar impacto, fue una experiencia de seis meses viviendo en Nueva York (Estados Unidos) la que la llevó a Josefina Rodríguez Egaña a dar vida a YUKI. En esta charla, nos cuenta los rasgos diferenciales de un emprendimiento que convoca a emprender.  

 

¿Cómo surgió lo que hoy conocemos como YUKI?

YUKI llegó a mí como resultado de una búsqueda personal de chocarme con que no encajaba con el modelo de ecosistema emprendedor que existe hoy en Argentina. Empecé a fantasear con un espacio nuevo, con cómo quería que fuera y con quiénes me gustaría compartirlo. Sabía que quería que fuera un proyecto que hablara del joven que hace y no necesariamente de emprendedores, que incluyera a todos los rubros y no solo al tecnológico o el modelo de alto riesgo y alto retorno, que se pusiera en primer plano a la persona y no a la probabilidad de éxito del negocio. Cuando en la ecuación se puso en primer lugar a la persona que hace, fue que apareció el ‘Individual’, el ingrediente clave. El individuo joven, creativo y único que hace hoy. Entendí que es una generación que está haciendo distinto, gracias a las herramientas que tenemos, a la velocidad con la que se puede demostrar una hipótesis, gracias al ritmo con el que se puede pivotear y ajustar clavijas, entendiendo que si algo no nos interesa o aporta, nos fuimos a otra cosa. Estudiar estos rasgos, denominadores comunes como generación, abrir el juego y hacer de este proyecto un espacio abierto y colaborativo es lo que constituyó el ADN Yuki. Los yukis son los protagonistas de una transformación en el “mind set” social actual, son inspiración y modelo cercano y coetáneo. Como una revelación, entendí que quería hablar de los yukis, dar a conocer quiénes son y qué hacen. Llevar el concepto a la conciencia del mainstream. Y así arranqué.

Si tuvieras que definir YUKI, ¿qué dirías?

YUKI es una sigla “Young Unique Kreative Individuals”, es decir “Jóvenes individuos únicos creativos”. Se refiere al joven hacedor de lo propio, creativo y artístico, que hace y piensa distinto, que es parte de esta generación que está creando una nueva cultura, revolucionando lo existente y proponiendo algo distinto. De ahí se desprende el motto ‘Featuring Young Makers Revolution’. Porque lo considero una revolución en la forma de producir, en desde dónde se hace, en la forma de consumir, la forma de vivir el día a día. Se están cuestionando y reconstruyendo esquemas, se están cambiando paradigmas de consumo, de estilo de vida, relacionales. El joven de hoy es consciente de sus recursos y habilidades, y no tiene miedo de poner todo para correr límites, para probar cosas nuevas, para ir más allá.

¿Cuáles fueron los primeros pasos del proyecto?

Comencé armando la guía de jóvenes emprendedores con una base de datos de diferentes rubros. Concluí que con 500 casos uno podía cubrir prácticamente todas las necesidades de su día a día comprándole o contratando los servicios prestados por un joven emprendedor. Efectivamente había un mercado de jóvenes hacedores, y yo quería colaborar con su crecimiento, difusión y generar conciencia en la gente a la hora de consumir con un mensaje claro: comprale a un joven hacedor.

Me acerqué a 20 de esos emprendedores con la excusa de entrevistarlos. Sus respuestas me volaron la cabeza y vi la necesidad de compartirlas. A fines de junio lancé la web de YUKI con “mis celebrities”, ellos, los emprendedores, los héroes cotidianos, los verdaderos influencers. Hoy la web ya tuvo más de 600.000 visitas. De esos 20 yukis iniciales empezaron a vincularse otros, generando un verdadero espíritu de comunidad porque cada yuki se siente parte, y aporta su estilo, su contenido, sus valores.

¿Cuáles son las actividades que realizan desde YUKI?

Hay cuatro grandes acciones. En primer lugar, las entrevistas que hacemos a nuevos Yukis para dar a conocer sus historias, quienes son, qué los mueve a crear. En segundo lugar, a partir de la guía, estamos armando un “Páginas Doradas” de jóvenes hacedores”. En tercer lugar, una vez por mes realizamos una mesa creativa donde 10 jóvenes creativos son invitados a una cena. Se come, se toma vino, se conversa, se comparte y se exponen proyectos, ideas, ganas. En cuarto lugar, una o dos veces al año hacemos el Young Makers Meet (el primero fue el 20 de Abril pasado): un espacio físico donde los Young Makers que ya son parte de la movida se puedan reunir, conocer personalmente, hacer networking, charlar y compartir.

¿Cuáles es el principal desafío que hoy se te presenta con la propuesta?

El principal desafío es llegar a la cantidad de gente deseada con pocos recursos económicos. El boca a boca es mágico, pero hoy si no pones plata en Facebook no llegas a la gente. El desafío es poder llamar la atención de las grandes marcas y corporaciones, e invitarlas a sponsorear YUKI y a sus proyectos. Ellas no van a dejar de existir, ni queremos que pase, pero consideramos que son las candidatas naturales a poder captar el valor de invertir en un proyecto como YUKI. Creo que se necesita colaboración, tiempo, algo de suerte y contactos. Confío en todo.

¿Cómo te imaginas el proyecto de acá a 5 años?

Lo imagino convertido en un concepto fuerte, que habla de una generación disruptiva y que cambió la forma en que se hacen las cosas. Me imagino un mercado joven activo y creciente, con muchos proyectos culturales colaborativos: desde un festival YUKI que vincule emprendedores, con música y arte, a un documental y presencia en medios de comunicación. Me imagino a YUKI ya consolidada como una usina de proyectos culturales jóvenes de múltiples tipos, como un colectivo activo de jóvenes que hacen y piensan distinto. No hay fórmulas ni recetas para emprender, hay personas que hacen con pasión, dedicación y muchísimo esfuerzo cotidiano. Somos parte de esta generación que está dando a luz consigo a una nueva cultura a nivel gastronomía, música y diseño. La invitación es a ser testigos y partícipes de este fenómeno, a abrir los ojos y entrar en contacto. Es aquí y ahora.

Inspirate con este proyecto y las historias de sus múltiples casos emprendedores en http://yuki.com.ar/

Más historias