“Lo mejor es ser feliz con lo que se hace”

chino-leunis-2

Es destacado por su simpatía y alegría a la hora de mostrarse ante las cámaras de televisión, pero también en sus distintas participaciones detrás de la pantalla. Originario de la ciudad de Buenos Aires, pero amante de Ramos Mejía donde vive desde chico, fanático de Racing; Leandro Leunis sabe inspirar a quienes, apenas un poco más jóvenes que él, buscan disfrutar lo que hacen con pasión. Periodista deportivo, locutor y conductor; trabajó en Much Music, TyC Sports y E! Entertainment. Recientemente, conquistó la pantalla con el programa “Escape perfecto” para divertir a personas de todas las edades. El conocido “Chino” Leunis hoy continúa formándose en la actuación, y prepara nuevos proyectos para comunicar y llegar a los hogares.

Luego de su participación como conductor en Experiencia Provocación, nos cuenta sobre su crisis vocacional, su trabajo, la importancia de la familia y el aprender a amar lo que uno hace a diario.

Por: Tais Gadea Lara    Fotos: Batistella

 

¿Cómo fue que te diste cuenta lo que querías estudiar: estabas ya decidido desde chico o fue una decisión al azar, al final?

La verdad es que, alrededor de los 17 años cuando estaba en cuarto año del secundario, estaba muy indeciso sobre qué era lo que quería estudiar. Incluso, empecé terapia por eso, como para ver qué era lo que quería estudiar y hacer una suerte de test vocacional. Una de las vertientes que tenía en ese momento era estudiar medicina. Yo tenía como ideal a los pediatras, tenía una idea un poco revolucionaria de que los niños no vayan al médico con miedo sino que se generara un ámbito amistoso así. Pero después me di cuenta de que no sabía si iba a tener la paciencia para estudiar lo que requería medicina. Tenía amigos que ya estaban estudiándolo y me atemoricé un poco. Sobre todo por lo inquieto que soy y dudaba de verme sentado ocho horas por día estudiando.

En ese momento, en esa etapa de búsqueda, empecé a escribir, como parte de una sugerencia de mi psicóloga. Empecé a escribir mucho en mi habitación, reflexionaba mucho. Empecé a conectarme con la emoción de escribir, con el hábito de hacerlo. Como yo también practicaba deportes, decidí que el periodismo deportivo tenía que ver con muchas de las cosas que me daban placer. Me parece que eso es una buena referencia a la hora de elegir una carrera.

Así todo, a mitad de la carrera, tuve una pequeña crisis porque no sabía si quería ser del todo periodista, o más bien comunicador. Ahí comencé a prepararme en locución, porque sabía que la voz iba a ser una gran herramienta para mí.

 chino-leunis

Justamente te formaste como periodista deportivo y locutor. ¿Creés que es importante estudiar más de una profesión para prepararse ante un mercado laboral competitivo?

Está bueno entender que las carreras son excusas. Que uno tiene que prepararse integralmente. Uno no debe estudiar una carrera para tener un título. Uno debe estudiar una carrera para obtener conocimiento. No estoy quitándole importancia al título, porque sí la tiene. Pero está bueno entender que no es enojarse y ver “tengo que rendir estas 20 materias para recibirme”; sino comprender que esas 20 materias te van a dar a un camino, un recorrido andado, que te van a dar una capacidad de discernimiento que antes no tenías. Uno se olvida de esto. Uno rinde las materias como para sacárselas de encima y para ir aprobando, pero inconscientemente, mientras tanto, uno va adquiriendo perspectivas que antes no tenía. Está bueno entender que todo lo que puedas hacer que te dé más perspectivas y elementos sirve, es positivo. Yo quería profundizar la relación con mi voz, y decidí estudiar locución. Ahora, estoy haciendo un taller de actuación. ¿Porque quiero ser actor? No lo sé, ¿porque quiero mejorar como conductor? Seguro que sí. Uno no termina nunca de capacitarse.

 ¿Qué es lo que más te gusta de lo que hacés?

Lo que más me gusta es comunicar y conectar con la gente. Tener ese rol de comunicador y generar un puente. Estoy en pleno desarrollo de un proyecto nuevo para seguir entreteniendo.

Me gusta acompañar, entretener y generar buenas sensaciones en el que esté mirando. Generar un universo personal de cada uno al exponerse al producto que hacemos. Que el de afuera genere cosas buenas en el otro.

 

Mucho se critican los contenidos que ofrece la televisión, ¿Creés que se puede comunicar con un propósito?

Soy muy defensor de la televisión. La tele tiene un aparatito que es el control remoto. La excusa que uno pone responsabilizando al otro de lo que uno ve, es un poco reduccionista. A mí me gusta pensar que la tele tiene muchas alternativas y contenidos; y yo no critico ninguno, sino que hago los que a mí me gustan. Y veo lo que a mí me gusta. Pienso que está bueno entretener a la noche a la gente, pero también está bueno dejarle algo para que se lleve a la cama y tenga una linda conclusión, reflexión linda antes de irse a dormir. Eso no significa que uno va a hacer constantemente un contenido “new-age” de autoayuda. El desafío de los productores es generar contenidos que, sutilmente, empiecen a llevar a la gente hacia un lugar más positivo o más fértil en cuanto a buenos pensamientos.

 chino leunis 3

¿Cómo viviste el tema de la exposición pública en televisión?

La televisión distorsiona mucho respecto de las personas que trabajamos allí. Lo que se muestra no tiene que ver con la realidad que vivimos. Sí soy yo el que está ahí, pero tengo defectos como cualquier ser humano. La gente construye una cosa a partir de lo que fantasea, y termina idealizando mucho. Soy igual a todos, nada más que tengo un trabajo con una exposición distinta. La ventaja que tiene es que uno está haciendo lo que ama y uno no deja de divertirse haciéndolo. Tiene una cuota especial de estar haciendo lo que te gusta. Pero también, tiene un sacrificio muy grande. Yo, el año pasado, grababa nueve horas por día de lunes a sábado. Es muy sacrificado, sobre todo cuando estás haciendo un programa de televisión en el que no podés tener mala cara, no podés demostrar cansancio. Todo lo que se ve que es fácil, tiene detrás mucho sacrificio.

Venís de una familia numerosa con cuatro hermanos y hoy sos padre, ¿cuán importante es la familia para poder hacer tu trabajo?

Luego de la crisis de elección, cuando decidí estudiar periodismo deportivo, mis papás me dijeron: “Nosotros te vamos a apoyar en lo que hagas, pero lo que hagas hacelo a full”. La familia es muy importante. Es la referencia que tenés del mundo real. Si vos tenés un vínculo lindo con tu familia, seguramente va a ser menos probable que te pierdas. Mi familia es muy importante en ese sentido, tanto la que formé con mi mujer y mi hija, como la de mis hermanos y mis padres. Son los seres referenciales hacia donde uno debería ir. Si uno empieza a alejarse de eso, seguramente hay algo que se está complicando.

Tu esposa también es locutora y trabaja en televisión, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de compartir un mismo oficio con tu pareja?

La ventaja es que comprende un montón de cosas que no es necesario explicar. Y la desventaja es también eso. A veces uno termina estando en la misma atmósfera, y es más difícil. Pero uno, como en todos los aspectos de la vida, aprende a potenciar lo bueno y evitar lo malo. Son más cosas buenas que malas.

Si tuvieras que darles un consejo a los jóvenes lectores, ¿qué les dirías?

Que traten de conectar con lo que aman, con lo que les gusta. Y que busquen a partir de eso, qué carrera existe para tratar de hacer la mayor cantidad de tiempo eso que les gusta hacer. Que busquen realmente a niveles insólitos. Si te gusta jugar a los videojuegos, ¿te gusta mucho como para desarrollarlos o para diseñarlos? No desechar nada de lo que te gusta. No creer que si te gusta ser músico, no podés tener una carrera relacionada a la música. No menospreciar nada de lo que te gusta hacer. Tratá de encontrar una carrera que resuma todo eso que más te gusta. Y no hacer algo porque crean que eso les va a dar plata. No hay nada más triste que un hombre triste con plata. Lo mejor es que uno se sienta realizado y feliz con lo que hace, eso te dará más oportunidades de que tengas una economía fructífera.